top of page

Un fenómeno psicológico para usar en entrevistas y negociaciones

Primera o última impresión, ¿cuál es más importante?


Sabemos que la primera impresión importa, por eso, por ejemplo, en entrevistas de trabajo nos preparamos, elegimos la ropa, nos peinamos… en fin, nos tomamos el tiempo de arreglarnos para estar “presentables” y demostrar que ese trabajo nos importa tanto como para pasar un rato prestando atención a nuestra apariencia.


Pero, según el efecto de recencia, la última impresión importa más que la primera. Y acá te cuento por qué.


Primero vamos a ver qué es este efecto: es un fenómeno psicológico en el que las personas tienden a recordar más la información o los estímulos presentados más recientemente.


Es decir, los últimos datos que decimos son los que más impacto generan en la memoria y en la evaluación general de una experiencia.


Entonces, conociendo este efecto de recencia, te vamos a dejar un consejo para tu próxima entrevista laboral o negociación, ya que podemos aplicarlo en esos momentos.


Si lo último que decimos es lo que más van a recordar, entonces, tendríamos que dejar para ese momento los argumentos más sólidos de por qué deberían contratarnos, en el caso de una entrevista laboral, (y si no se te ocurre ningún argumento, te recomendamos nuestro último curso “Cómo desarrollar tu carrera laboral” que te va a ayudar a encontrar tus habilidades y fortalezas para destacar en tu próxima entrevista).


O en el caso de una negociación, tendríamos que contar el beneficio clave de ese producto/servicio que queremos vender (si te cuestan las conversaciones persuasivas o no sabés cómo llegar a las personas, también tenemos un curso para vos: “Aprendé a negociar” para aprender estrategias y herramientas persuasivas, y lograr que las personas conecten con vos y tus palabras).


Por eso, la próxima vez que tengas una negociación o una entrevista laboral, hacete esta pregunta: ¿qué es lo que quiero que recuerden de mí o del producto o servicio que vendo?


Es importante saber que ambas impresiones son importantes y ese es el primer paso para cuidarlas: ser conscientes de su relevancia.


¿Te pasó alguna vez de dar una buena primera impresión, pero meter la pata al final? ¡Contá tu experiencia en los comentarios!


Hasta el próximo blog ;)


Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
bottom of page