Vos también podés CAMBIAR TU VOZ

¿No te gusta tu voz?

Bueno, a la mayoría de las personas no les gusta.


¿Una buena noticia? Se puede mejorar


¿Cómo? En vez de usar la respiración torácica (que es la que usamos cuando nuestro pecho va hacia arriba), tenemos que usar la respiración abdominal.


¿Cómo se usa? Entrenando el diafragma. Cuando respires, intentá llevar el aire al abdomen. No se deberían levantar ni los hombros ni el pecho, sí debería estar inflándose el abdomen.


La respiración abdominal te ayuda a tener una intensidad (lo que llamamos volumen) en tu voz mucho pero mucho más alta.


¡Ejercitá esto todos los días y notá la diferencia!


Este es uno de los ejercicios que vemos en el curso "Oratoria: El arte de hablar", entre muchos otros que te van a ayudar a mejorar no solo tu voz, sino también tu comunicación tanto verbal como no verbal.



Te espero con los más de 20.000 alumnos que ya confiaron en la academia y mejoraron su manera de comunicar.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo